La Union

"....Llegaste casi imperceptible
Tu sonrisa ilumino mis días
Cada palabra endulzada de amor
Me hacia volar...."



Amor fugaz




"Todo me dice que estoy a punto de tomar una decisión equivocada, pero los errores son una manera de reaccionar. ¿Qué es lo que el mundo quiere de mí? ¿Que no corra riesgos? ¿Que vuelva al lugar del que vengo, sin valor para decirle «sí» a la vida?..
...Y si nada me pertenece, tampoco tengo que perder mi tiempo cuidando cosas que no son mías; mejor vivir como si hoy fuese el primer (o el último) día de mi vida."

Paulo Coelho












(Once minutos fragmento)



Mas y Mas


Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron,
Vivir la vida y aceptar el reto,
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños
Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo, porque yo te quiero.

(Mario Benedetti)



Ella es un volcan



Porque no necesito a nadie... ¿O tal vez sí?







Necesitar quizás no sea la palabra pero ¿querer?







Tan sólo espero que esté tan sumamente loco como cuerdo, y que no me prometa la luna, porque para eso tendré su mirada.
No quiero románticos que vivan de engaños, ni ser la engañada que viva de románticos. Que cuando paseemos por las calles, la envidia de la gente murmulle a nuestro paso a la vez que se oiga un ligero: "¡Míralos! ¡Son tan extraños!". Y que nadie nos entienda.
Quiero alguien que no me dé explicaciones de nada, porque yo no pensaré darlas ni recibirlas. Que el resto de personas se pregunte "¿por qué no van los domingos al cine?" o, simplemente, "¿por qué no pasean de la mano?".
Será alguien que me entienda, que llore y ria conmigo, que no replique por replicar, y que no confirme la dichosa teoría: "todas las parejas discuten";
porque si lo mejor de las discusiones son las reconciliaciones, nosotros tendremos la reconciliación eterna... Quiero que el lunes cuando llegues a casa me arranques la ropa sin darme explicación, y practicar sexo como dos auténticos desconocidos.
El martes, sin embargo, cenaremos en casa, y haremos el amor lentamente, más tarde dormiremos abrazados, y hablaremos hasta que nos apetezca asomarnos
por la ventana y nos demos cuenta de que la gente corre para ir a trabajar.
Que me hagas reír hasta que me duela todo el cuerpo, y que así mi cabeza responda constantemente a la pregunta de por qué te elegí a ti.
Conocerás todas y cada una de mis sonrisas y, sabrás, que cuando me quede callada ante alguien o algo, no significa que sea tímida, sino que, tan sólo,
no me interesa.
Que seas tan imperfecto que roce la perfección y que seas tan egoísta que prefieras estar un rato con tu madre a dos días conmigo.

Que veamos la vida pasar muriéndonos de placer...

Y que nos comamos el mundo juntos, de la mano...








A sonreír :)


La casa de los sueños



Maracaibo






Las mejores y más bellas cosas en el mundo no pueden verse, ni siquiera tocarse. Ellas deben sentirse con el corazón.
(Helen Keller)

Donde estabais en los malos tiempos


Hermana tierra








Decía Heráclito, más o menos, que cuando uno mete los juanetes en un río, nunca el pediluvio es en las mismas aguas. Todo fluye y nada permanece. Salvo La Unión, que salvando todo tipo de contradicciones, no sólo fluye, sino que también permanece. Es curioso cómo un grupo musical puede desafiar después de 15 años la ley de la gravedad de la decadencia, la espiral del mercado de los reciclajes, simplemente manteniéndose en el principio de movimiento continuo. Como uno de aquellos ferrocarriles de la Union-Pacific que iban de costa a costa atravesando praderas y fronteras a toda máquina sin reparar en peligros, casi alentándonos en el sueño de la aventura. 


Son ajenos a cualquier tipo de "revival" porque siguen manteniendo una vitalidad constante. Un compromiso particular con esas extrañas virtudes del espíritu que son la curiosidad, la inquietud y la exigencia. Hay quien se deja morir de éxito, y hay quien se lo sacude como el polvo que se queda en las botas durante el camino, para seguir mirando hacia nuevas empresas. Ante el signo acomodaticio de los tiempos, el grupo guarda un descaro rebelde sostenido sobre el valor que más transgrede: la simple coherencia desde la variedad y huidiza del eclecticismo. 
Tal vez, entre tanta pandereta y tanto mega-mix, sean los últimos dandys de la escena musical española. Si no, como pretendía Baudelaire, ininterrumpidamente sublimes, si al menos repetidamente impredecibles. "Mi hipócrita oyente, mi semejante, mi amigo, baila conmigo", podrían proclamar, antes de introducirnos en sus íntimos infierno paradisiacos, donde cualquier desengaño es capaz de enredarse con la mejor de las ilusiones. En el firmamento voluble de las ideas que siguen el ritmo de la efervescencia. Repasando un poco, hay que decir que La Unión es el grupo más literario, si no enciclopédico, que ha puesto su pica en el Pop español (Léase cultura popular) de los últimos años, con permiso del doctor Santiago Auserón, ¿Cuándo se ha visto a las masas corear las ideas de Boris Vian, las perversiones de Nabokov, o las geografías imposibles de Hergé? Su gran mérito es convertir un bagaje profundo en lírica asimilable, buscando el golpe melodioso del corazón que comparte todo hijo de vecino. Sin ningún asomo de pedantería, han sabido hacer siempre de un propósito intelectual un fenómeno jugoso y pegadizo para compartir. Todas sus canciones son pequeños relatos, con planteamiento, nudo y desenlace. En una época en la que se vende un estribillo, y ahí me las den todas, a ser posibles sampleadas, estos irredentos luciferinos siguen aferrándose al sentido estricto de la narración.
Como juglares fantasmas de antiguas tradiciones, son en el fondo contadores de historias, irónicos fabuladores, como aquellos antiguos escritores de coplas que en unos minutos nos presentaban dramas, amoríos, biografías, acontecimientos, ellos nos ofrecen retratos vibrantes, capítulos novelesco, escenas poéticas o mosaicos de pasiones. Porqué una niña nos vuelve locos, qué hacemos al Este del Edén, la aventura con una negrita, queriendo más y más o viajando a ninguna parte. Cuando se agarra uno de sus discos y "Cloc", entra en el aparato, uno sabe que tiene que ir a buscar el pasaporte, porque esta a punto de entrar en un universo de propuestas inesperadas.




Jorge Berlanga



Si tu quisieras

... ¿Qué se puede hacer cuando una comprende que no se puede comprender nada? ... 






Negrita

Sildavia
Hay canciones, que quizas en su momento no parecieran significar gran cosa, son de esas que sin saberlo van dejando su huella...(tantas historias de Tintin)

Lobo hombre en Paris
Para mi uno de los temazos de los 80 en España, pero claro, yo soy yo misma y mis circunstancias


Vivir al este del Eden

0 comentarios:

Publicar un comentario

Quien soy

Una mujer cualquiera, en una ciudad cualquiera, con unos gustos cualquiera y caminando hacia ninguna parte. En definitiva, una cualquiera.

Vuela con los sueños

Pitagoras de Samos

Purifica tu corazón antes de permitir que el amor se asiente en él, ya que la miel más dulce se agria en un vaso sucio.

Ali