Y amanece que no es poco

Vide cor Meum - Sarah Brightman



Algo me pesa . . . .
no se si son los dìas o las horas,
no se si son los sueños echados a un lado,
o los recuerdos de una fantasìa sin cumplir.
Solo se que pesa . . . .
y pesa demasiado,
ya ni siquiera puedo notar
si la pesadumbre se convierte lentamente en dolor,
màs no lo creo,
porque que pesa tanto que no duele;
solo estorba y trastorna.
Cansa . . . .
creo que esa es la palabra,
cansa, hastìa, ennegrece, marchita.
Ya ni siquiera busco llorar,
ya ni siquiera busco hablar.
Quiero irme . . . . . .
el problema es que el lugar de mi huida no tiene punto de regreso.
El lado oscuro no se ve tan mal, solo se ve . . . . .
oscuro.

Keane - Bend and Break

Anoche necesité un abrazo... Se siente refeo no tenerlo...

Esperemos que no regrese esta noche...


Fleetwood Mac - Gypsy


UN POCO DE LOCURA

Receta de la Felicidad

Ingredientes:
• Una libra de recuerdos infantiles.
• 2 tazas de Sonrisas.
• 2.5 libras de esperanzas.
• 12 onzas de Ternura.
• 5 latas de cariño.
• 40 paquetes de alegría.
• 1 pizca de locura.
• 8 tazas de Amor.
• 5 libras de Paciencia.

MODO DE PREPARACIÓN:

• Limpia los recuerdos, quitándoles las partes que estén echadas a perder o que no sirvan. Agrégale una a una las sonrisas, hasta formar una pasta suave y dulce.
• Ahora, añade las esperanzas y permite que repose, hasta que doble el tamaño.
• Lava con agua cada uno de los paquetes de Alegría, pártelos en pequeños pedacitos y mézclalos con todo el cariño que puedas.
• Aparte, incorpora la paciencia, la pizca de locura y la ternura cernida.
• Divide en porciones iguales todo el amor y cúbrelo con la mezcla anterior.
• Hornéalas durante toda tu vida en el horno de tu corazón.
• Disfrútalas siempre con toda tu familia y seres queridos.

CONSEJO FINAL:Puedes agregar a la mezcla anterior dos cucharadas de comprensión y una libra de comunicación para que la receta te dure para siempre. Pero sobre todo, lee siempre el libro de recetas llamada Biblia, del Chef Superior, Dios. Por ti mismo no podrás, con él si lo lograrás.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Quien soy

Una mujer cualquiera, en una ciudad cualquiera, con unos gustos cualquiera y caminando hacia ninguna parte. En definitiva, una cualquiera.

Vuela con los sueños

Pitagoras de Samos

Purifica tu corazón antes de permitir que el amor se asiente en él, ya que la miel más dulce se agria en un vaso sucio.

Ali